21 oct. 2013

Libro de la semana: La cámara oscura - Georges Perec

Hoy desperté y la vida no tenía sentido alguno. No es melodrama ni una metáfora romántica: en verdad, levantarme, cambiarme de ropa, peinarme; todo eran acciones dogmáticas, inconexas entre ellas y totalmente absurdas. No encontraba lógico que cepillarme los dientes tuviera que ser después de desayunar pese a que algo me decía vagamente que así debía ser; desayunar incluso no tenía significación: empecé a comer naranjas y cereal seco como una máquina, sin sentir el usual alivio del estómago tras la noche en ayuno.
Es cierto que realicé todo lo que usualmente hago en las madrugadas, pero todo me pareció completamente vacío de fundamento lógico, y parecía estar ahí por mero capricho.
Éste lapso se cerró cuando dormí durante cinco minutos en el transporte camino a la escuela. A estas horas creo que fue un extraño traspiés que jamás había experimentado,  producto de una noche de pésimo sueño.

La sensación de incoherencia que experimenté aún estando sujeta a las leyes lógicas de la vigilia me mantuvo fascinada todo el día, y a ella debo la recomendación de libro que hoy traigo.
Se llama La cámara oscura, y fue escrito por Georges Perec. El estado totalmente opuesto a mi experiencia de la mañana, pensé, es aquel en el que nos sumergimos cuando soñamos. Al hacerlo, aceptamos con total tranquilidad las más irracionales imposibilidades que ocurran.
La cámara oscura es una transcripción que Perec hizo de 124 sueños suyos. No es una simple cronología de los hechos disparatados que suceden en ellos: es una narración del transcurrir mental de Georges como personaje de su sueño. En cada uno de los textos él nos cuenta las certezas que lo guiaban, las bruscas transformaciones de tiempo y espacio que acontecen desenfadadamente, sus urgencias y búsquedas. Son especialmente intrigantes las definiciones con las que se topa en los diccionarios, los nombres extraños, las evocaciones de recuerdos reales, los sueños en los que él no se sentía el protagonista.
Una cosa más considero muy especial de éste libro, y pienso dejar que el mismo autor sea quien la diga:

"Creía que anotaba los sueños que tenía: me di cuenta de que, muy pronto, solamente soñaba para escribir mis sueños"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores